Cámara Costarricense de la Construcción

Dos opciones que pueden converger para alcanzar mayor eficiencia de los proyectos

Jason Solano 25/05/2021

¿Cuándo es mejor alquilar o comprar maquinaria de construcción? Esta es una de las preguntas que más se oye al iniciar cualquier proyecto. Se trata de una decisión financiera, la inversión va a depender la visión de la empresa, rentabilidad y duración de los proyectos y tipo de maquinaria que se requiera (especializada o utilitaria). Básicamente, la decisión de la compañía podrá darse entre subcontratar, rentar, comprar o la combinación de estas y, en el caso de la compra, entre nuevo o usado.

Uno de los indicadores que puede colaborar para tomar la decisión de comprar o alquilar maquinaria, es el plazo. La mayoría de expertos señalan que si el proyecto se extiende de 18 meses a dos años (o más) puede tomarse en cuenta la opción de adquirir máquinas propias.

A criterio de MATRA, la elección de comprar equipo depende de si el giro del negocio es la construcción y se tienen proyectos de largo plazo o un conjunto de proyectos que requieran maquinaria. Por supuesto, señalan la rentabilidad del proyecto pues la parte económica será la que defina los alcances a la hora de adquirir el equipo necesario.

En contraparte, a la hora de alquilar maquinaria también es fundamental el tópico de los plazos, ya que aquí se deben tomar en cuenta los costos del alquiler, las horas mínimas incluidas y el combustible, elementos que son muy variables en la industria de la construcción y deben tenerse claras antes de tomar la decisión. Por eso, es recomendable que en proyectos de ocho a seis meses se valore la posibilidad de alquilar.

Sin embargo, en los últimos años y dadas las condiciones en las que se desarrolla el sector, el modelo mixto de estas dos ofertas es uno de los más utilizados y el que más beneficios ha dejado a las empresas y propietarios de los proyectos.

Esta mezcla entre el alquiler, la compra e incluso, la subcontratación del servicio, permite tomar las ventajas de cada uno y emplearlas para ser más eficientes en temas de tiempo, ahorro económico y obtener un retorno de la inversión más veloz que en otro tipo modelo.

En caso de trabajar con proyectos de larga duración, la decisión de comprar maquinaria se basará en las que más utilidad y presencia deban tener en la obra, por lo que el costo financiero será menor, ya que en la mayoría de las opciones las tasas de interés son bajas. Cualquier otro tipo de equipo que no se vaya a utilizar con larga frecuencia o solo en etapas iniciales de la construcción, puede alquilarse y ahorrar costos en transporte de equipo, mantenimiento y conseguir una optimización de recursos.

Mantenimiento: reglas de oro

Sea cual sea el modelo, para que estos logren su máxima eficiencia, las reglas de mantenimiento deben ser estrictamente seguidas al pie de la letra ya que, en cualquiera de los panoramas, el mal funcionamiento de las máquinas va a generar atrasos en las obras y un incremento considerable de los costos.

En caso de alquilar el equipo, ALCO explica que es necesario brindar una capacitación al personal que dará uso a las máquinas, ya que se necesita un conocimiento técnico para darles la utilidad adecuada y evitar el deterioro del equipo por errores de uso.

La mayoría de fabricantes establece rutinas de mantenimiento basadas en las horas de utilización de la maquinaria, estas pueden ir desde rutinas diarias, semanales, mensuales o anuales. Respetar estrictamente las rutinas de mantenimiento del fabricante garantizará la disponibilidad mecánica de los equipos y el ahorro en reparaciones no esperadas que resultarán en mayores costos de reparación.

Además, MATRA recuerda que existe la opción de establecer contratos de mantenimiento con el distribuidor que garantiza la correcta ejecución del equipo y su máxima eficiencia.

Demanda de la industria maquinaria

En Costa Rica, la demanda de maquinaria es susceptible a los proyectos en ejecución y por ello la demanda es variable. Sin embargo, el tamaño de mercado se disputa entre equipos utilitarios como retroexcavadores y excavadoras de oruga.

Por tal razón, es vital continuar con la exigencia de la mejora de condiciones para los desarrollos inmobiliarios y que el Gobierno tome acciones para solucionar las necesidades de vivienda, comercio y otras industrias.