Cámara Costarricense de la Construcción

COVID-19 ahonda crisis del sector construcción

Bach. Ricardo Tapia Álvarez 25/03/2021

- Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) muestra una caída en construcción, de 25 meses consecutivos.

Durante el 2020 la evolución de la economía mundial estuvo marcada por los efectos de la COVID-19 en todo el mundo. De acuerdo con la más reciente publicación del Fondo Monetario Internacional (FMI) se estimó una caída del PIB mundial de 3,5%, la cifra más alta desde la Gran Depresión de los años 30 del siglo anterior.

Nuestro país no estuvo exento de esta caída, pues el Banco Central de Costa Rica indicó que el PIB nacional mostró un decrecimiento de 4,5% durante el 2020, siendo el segundo peor comportamiento desde que se instauraron las cuentas nacionales oficiales en 1950, solo superado por el momento más bajo en las crisis de los 80´s.

Al igual que el resto de actividades económicas, el sector construcción se vio seriamente afectado por las consecuencias económicas generadas por la COVID-19.

Esto ocasionó que el sector continuara con el proceso de desaceleración que había iniciado durante el 2019, ahondando la crisis, con las consecuencias que esa tendencia conlleva para la economía nacional y el empleo.

A continuación, se examina el comportamiento del sector durante el año 2020 en distintas variables asociadas, así como las expectativas del Banco Central de Costa Rica (BCCR) para el 2021.

Área de construcción tramitada ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), fue de -25.9%

Durante el 2020 se tramitaron cerca de 5.652.225 metros cuadrados para la construcción de edificaciones , lo que representó 1.972.704 metros cuadrados menos que en el 2019, lo que indica un decrecimiento de -25,9%, un nivel de tramitación cercano al que teníamos en el 2012.

En el 2019 se vio un crecimiento de 15,2% impulsado principalmente por el transitorio V de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, el cual otorgaba un tratamiento tributario especial a aquellos proyectos que fueran visados por el CFIA a más tardar en septiembre 2019.


Área de construcción tramitada por provincia muestra aumento en Cartago y fuerte caída en San José y Heredia.

Durante el 2020 solamente dos provincias, Cartago y Puntarenas, mostraron un crecimiento de la actividad, con tasas de 51,5% y 2,0%, respectivamente. El crecimiento significativo de la provincia de Cartago se dio principalmente por el impulso del sector industrial y en menor medida, por un crecimiento en la tramitación de edificios para educación y salud.

Por su parte, Alajuela, Limón, Guanacaste, Heredia y San José mostraron caídas de -1,53%, -8,32%, -21,11%, -43,41% y -52,64% respectivamente.

El comportamiento altamente negativo de la provincia de San José se explica por una reducción generalizada en todos los tipos de edificio. Esta provincia pasó de tener una participación de 38,9% en el total de metros cuadrados tramitados en 2019, a una participación de 24,9% en el año 2020.




Área de construcción tramitada creció en el sector industrial, pero cayó en vivienda.

Pese a la crisis, las edificaciones del área industrial crecieron significativamente en el 2020, mientras el sector vivienda se vio muy golpeado. Así los muestran las siguientes cifras:

Durante el año anterior, solamente las edificaciones del sector Industrial mostraron crecimiento, con un significativo 35,4%. Este aumento se dio debido a un comportamiento favorable para este tipo de edificaciones en las provincias de Alajuela, Cartago y Puntarenas, sobreponiéndose al decrecimiento mostrado en las demás provincias.

Mientras tanto, Otros, Vivienda, Comercio y Oficinas mostraron un decrecimiento de -8,7%, -31,4%, -31,9% y -53,4% respectivamente. El decrecimiento en la tramitación del sector vivienda (42,6% del total tramitado) se dio por una reducción en el nivel de trámites en todas las provincias para este sector. Solamente la provincia de Limón mostró un leve crecimiento en la tramitación de vivienda.


Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) muestra una caída en construcción, de 25 meses consecutivos.

De acuerdo con la serie tendencia ciclo del IMAE Construcción, en diciembre 2020 este indicador mostró una reducción interanual de -19,7%. Este resultado implica que el sector construcción ha mostrado un decrecimiento interanual en su actividad económica durante 25 meses consecutivos, empezando a mostrar tasas negativas desde diciembre de 2018.

Así mismo, la Construcción en el sector público ha mostrado tasas decrecientes en 26 de los últimos 37 meses, cayendo un -13,2% en diciembre 2019. De igual forma, la Construcción del sector privado decreció en 24 de los últimos 26 meses, con un decrecimiento de -11,0% en diciembre 2020.


El PIB en el sector construcción sufrió caídas en cuatro de los últimos cinco años

El PIB construcción encadenado nos permite medir la variación en volumen de la actividad económica de la construcción. Si observamos el comportamiento del PIB de la construcción, este ha decrecido en 4 de los últimos 5 años.

Las caídas fueron, en 2016 (-1,5%), 2017 (-4,2%), 2019 (-8,3%) y 2020 (-10,5%). El resultado de 2020 se dio por una sustancial merma en la ejecución de proyectos, tanto con destino privado como con destino público, principalmente por los efectos del Covid 19. Esto ocurrió, tanto a nivel de familias como de las empresas.

¿Qué pasará este año?

Para el 2021 se espera un crecimiento de 2,1% para la construcción. Esto se daría gracias a la recuperación del crecimiento de la obra pública (principalmente obras de mejoramiento vial y acueductos y alcantarillados), así como en una recuperación en la inversión privada conforme los inversionistas retomen la confianza en la economía nacional. A su vez, para el 2022 se proyecta un crecimiento de 4,4%, por el impulso que daría la inversión pública, así como el aumento del dinamismo en la inversión privada.


PIB construcción nominal

El PIB construcción nominal (en colones corrientes) nos permite ver la participación que nuestro sector tiene en el PIB a nivel nacional. Debido a la constante reducción en la actividad económica del sector construcción, este ha perdido relevancia dentro del PIB en los últimos 5 años.

En este periodo estudiado, pasó de una participación de 5,3% en 2015 a una de 3,9% para el 2020. Para el bienio 2021-2022 el BCCR proyectó una participación de 3,9% del PIB total para el sector construcción.


Índices de Precios Construcción

Durante el 2020, los índices de precios de la construcción mostraron un comportamiento muy variado conforme avanzó el año. A principios de 2020, los índices de precios de edificios y vivienda de interés social mostraron una relativa estabilidad, manteniéndose el decrecimiento interanual a nivel de precios de insumos para la construcción que se venía dando desde noviembre de 2019.

Conforme fue avanzando el año y se empezaron a estabilizar los niveles de precios tanto a nivel nacional como internacional, los índices de precios de la construcción empezaron a tener un comportamiento al alza. Al cierre de 2020, el índice de precios de Edificios mostró un crecimiento acumulado de 4,2%, mientras que el índice de precios de Vivienda de Interés Social creció un 2,2%.


Empleo cae drásticamente según INEC

Con base en datos de la más reciente Encuesta Continua de Empleo, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), para el IV trimestre de 2020 se reportaron 135.292 ocupados en el sector construcción, un aumento de 290 empleos (0,2%) con respecto al mismo trimestre de 2019. Sin embargo, si se compara este resultado con el del segundo trimestre de 2019, podemos observar que el sector ha perdido 31.543 empleos en poco más de un año.


Nivel de empleo según datos de la CCSS

Para diciembre 2020 se reportaron 73.422 empleos formales en el sector construcción, lo que representa un decrecimiento de -4,3%, comparando con respecto a diciembre 2019. Un año antes se estaba experimentando un decrecimiento de -6,9%.

En particular, se puede mencionar que en la empresa privada hubo una disminución de -5,1%, comparando con diciembre 2019. A su vez, en las instituciones autónomas se evidenció un decrecimiento de -17,7%. Por su parte, los asegurados por cuenta propia crecieron un 1,1% con respecto al mismo mes del 2019.