Cámara Costarricense de la Construcción

BIM estará presente en 25 kilómetros de la ruta Barranca - Limonal

Alejandra Madrigal 10/12/2020

• Los proyectos de ampliación tendrán un costo de $182.572.060 el equivalente a unos ¢105.000 millones.

• Estas obras son financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El proyecto vial para la ampliación de los 2,4 km de La Angostura, en Puntarenas, y de los 50 km de la Interamericana Norte, Ruta 1, entre Barranca y Limonal, tendrán en un tramo de la obra, el seguimiento y la supervisión con la metodología BIM.

La ampliación es financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y a solicitud de la entidad se incluyó en los pliegos de supervisión de obra, la migración de los planos de diseño al modelo BIM y su seguimiento durante la construcción.

De acuerdo con el proyecto piloto, se pasarán planos de 2D a 3D, y se integrará la información de calidad, secuencia de construcción (4D) y control de costos (5D); esto permitirá conocer tiempo, esfuerzo y costos incrementales, de pasar de un diseño tradicional a uno BIM.

Como parte de ese seguimiento, para analizar el desarrollo de BIM, es que los rendimientos, costos, plazos y necesidades de modificación de obra durante la construcción en el tramo San Gerardo – Barranca, serán comparados con los del tramo Limonal – San Gerardo, que tiene iguales especificaciones de diseño, y serán construidos simultáneamente.

Los proyectos de ampliación entre Barranca y Limonal y en La Angostura tendrán un costo de $182.572.060 el equivalente a unos ¢105.000 millones, según la oferta presentada por el Consorcio conformado por las empresas Hernán Solís SRL e Ingeniería Estrella S.A. Estas obras son financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En la presentación de la Estrategia Nacional BIM, el viceministro de Infraestructura, Tomás Figueroa explicó que el BID ofreció la colaboración técnica para modificar los diseños y transformarlos a BIM.

“Se podrá llevar una supervisión por BIM y se llevará un control paralelo. Además, se incluyeron en las cláusulas de obra y contrato el tema de la supervisión. En la Unidad Ejecutora ya están disponible los recursos para darle todo el seguimiento al proyecto”, manifestó Figueroa en esa oportunidad.

El funcionario dijo que empezar a migrar a procesos BIM es fundamental, pues si bien se necesita financiamiento, la metodología hace ver los sistemas más sencillos, pues además existe un ahorro significativo para la etapa de operación y eso, se podría cuantificar a futuro.

“Con BIM es mejor el control de los proyectos. De ahí que se elaboró un plan BIM completo. Se clasificaron los elementos de la carretera, la organización del modelo, los roles y responsabilidades. También se estableció un organigrama donde se encuentren especialistas y supervisores BIM”, detalló el jerarca.

La idea del proyecto BIM, en la ampliación de la ruta, es que su empleo no sólo produzca beneficios en la etapa de diseño si no que además obtenga una implicación posterior en etapa de construcción, pues se tendrán entregables con metodología BIM, es decir, digitales.

Este proyecto consta de varias fases, la primera es la digitalización del diseño del tramo San Gerardo Barranca, creando modelos preparados para realizar posteriormente la supervisión de las obras.

En frases posteriores se vincularán los modelos generados a las unidades de obra pudiendo acometerse la certificación de la misma y se generará un plan de obra integrado con los modelos BIM.

Por igual, se desarrollaron diversos modelos, de las diferentes disciplinas implicadas en el proyecto como: trazado de la carretera, drenaje, estructuras, señalización y movimiento de tierras

Una ventaja de BIM es su aplicación al diseño vial, es que integra toda la información (geológica, hidrológica, geotécnica, ambiental, arqueológica, de predios, etc.) en un modelo 3D del terreno, y desarrolla el diseño preliminar de una vía, visualizando su interacción con el entorno, identificando, por ejemplo, superposiciones con humedales, parques nacionales, posibles conflictos sociales por adquisición de predios, e incluso tramos que se puedan ver afectados por el aumento del nivel del mar derivado del cambio climático, entre otros.

Gracias a BIM, el diseñador puede cambiar el trazado o las especificaciones de las vías rápidamente, mitigando riesgos antes de pasar al diseño de detalle y construcción. Adicionalmente, realiza simulaciones en tiempo real de estudios de tráfico para la comprobación del funcionamiento de las instalaciones (eficiencia de las medidas de seguridad vial, coordinación de trabajos en obra, etc.), o si la zona presenta conflictos en caso de requerirse una futura ampliación.

Detalles de la obra

La ampliación de La Angostura contempla la intervención de 2.4 kms que pasarán de dos a cuatro carriles, entre El Roble y El Carmen, en el cantón central de Puntarenas. Asimismo, incluye la construcción de un paseo marítimo con aceras y de ciclovías y elementos de seguridad para peatones, ciclistas y conductores.

En tanto, la ampliación de la Interamericana Norte será de dos a cuatro carriles que va de Barranca a Limonal, es decir, a lo largo de 49,37 kms.

Incluye la construcción de los intercambios de Cuatro Cruces, Monteverde, Judas de Chomes, Guacimal-Pozo Azul y La Irma, así como la intervención de los puentes sobre los ríos San Miguel, Naranjo, Ciruelas, Seco, Aranjuez, Sardinal, Guacimal, Lagarto, Cañamazo, Congo y Abangares.

Contarán con 16 pasos peatonales, 39 pasos de fauna silvestre: 18 arborícolas y 21 terrestres.