Cámara Costarricense de la Construcción

"Buscamos ser una empresa de primer mundo", Jaime Alberto Molina, Director General de ICC

Marcelo Castro y Jason Solano 15/10/2020

Ingeniero civil, con una maestría en administración de empresas, una maestría en negocios inmobiliarios y una certificación profesional en dirección de proyectos (PMP®), dotado siempre de un espíritu de superación y convencido de que el éxito está en el trabajo en equipo.

Así es Jaime Alberto Molina Carranza, Director General de ICC, quien se incorporó a la empresa desde que era estudiante, y quien se ha propuesto consolidar la compañía que fundó su padre, siempre con la meta de darle identidad propia y mantener un crecimiento permanente.

Considera a su padre como un modelo y ejemplo a seguir por su espíritu de perseverancia, y sus valores de honestidad y transparencia. “Él siempre tuvo la meta de dar la milla extra, y es algo que nos ha enseñado”, dice orgullosamente.

“Desde que me acuerdo estuve decidido a estudiar ingeniería civil, decisión que sin duda fue marcada por el gran ejemplo que me dio mi padre. Esta decisión de estudio me dio la gran oportunidad de trabajar junto a él y así aprender y nutrirme de su gran experiencia. El trabajar en ICC ha sido muy interesante, y me ha dado grandes enseñanzas, donde junto a mi padre y al resto del equipo comprendí nuestro trabajo, para así lograr identificar los elementos que generan valor en este negocio”.


“Con el propósito de especializarme, realicé estudios de postgrado , y en conjunto con el conocimiento del negocio, aproveché la formación adquirida para progresivamente ir liderando el planeamiento y el proceso de mejora continua y crecimiento de la empresa ”, afirma Molina.

Al asumir la cabeza de la empresa, Molina se propuso lograr una integración plena del equipo humano, teniendo siempre hacia sus colaboradores, una política de total transparencia. “Lo que busco es que la gente se sienta integrada, y que se sienta parte de la organización”.

“Mi objetivo fue crear una empresa con identidad propia. Antes ICC era una compañía muy vertical, que dependía de una figura de un gran renombre (don Jaime Molina Padre), ahora hemos logrado crear un gran equipo que ha generado un reconocimiento de ICC como organización especializada en la prestación de servicios de Dirección de Proyectos.

El Norte siempre es buscar la excelencia y crear una empresa de clase mundial, donde sus profesionales cuentan con la experiencia práctica y el conocimiento teórico requerido,” agregó.

Lea también: Historia: dos décadas de servir de manera exitosa

“Actualmente, mi meta es diferenciarnos en temas de imagen y de cultura empresarial. Hemos definido una visión clara en la que procuramos diferenciarnos en el servicio que damos en los diferentes proyectos. Buscamos que la gente se sienta integrada, y hablo aquí de las personas que trabajan en los proyectos que nosotros dirigimos, siempre buscando el trabajo en equipo y el éxito de los proyectos.

Esta diferenciación nos ha permitido ir aumentando nuestra cuota de mercado, logrando un crecimiento sostenido el cual representa un crecimiento promedio anual de doble dígito en los últimos cinco años,” añadió Molina. Este hombre que hoy lleva orgullosamente el timón en ICC, es casado, padre de una niña, a quien le encanta la vida en familia. En sus ratos de ocio ama hacer deportes, entre ellos practicar surf o andar en bicicleta.

Recuerde que usted puede ver y descargar la versión completa de la revista aquí: https://www.construccion.co.cr/Multimedia/Archivo/9653