Cámara Costarricense de la Construcción

Nueva reforma del IVA debe generar un estímulo a la inversión

Alejandra Madrigal y Marcelo Castro 30/09/2020
  • Especialistas recomiendan a las empresas trabajar en procesos contables y llevar correctamente los registros.

La aplicación gradual del IVA conlleva una serie de beneficios para el sector y para el país, por ejemplo: la generación de empleos directos e indirectos, una reactivación de la economía y una serie de mejoras para el encadenamiento productivo.

El proceso para la aplicación de nuevas políticas regulatorias de este tributo en el sector construcción ha significado un largo desarrollo de temas, en los que la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) ha estado presente desde que arrancó en el 2012, proceso que recién finalizó una de sus etapas más relevantes.

La aprobación por parte de la Asamblea Legislativa, del Proyecto de Ley 21.637 “Modificación del Transitorio V y Adición de un Transitorio V Bis a la Ley N.° 9635, Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, para el Impulso de la Reactivación Económica”, significó la culminación de un trabajo arduo y de suma coordinación con otros actores dentro del sector construcción, así como con diputados de las distintas fracciones.

Si bien, el pasado miércoles 16 de septiembre, se realizó la publicación de la reforma que permitirá exonerar al sector construcción del IVA hasta el 31 de agosto del 2021, consideramos urgente tener cuanto antes una reglamentación clara. Recordemos que este texto enfrentó el veto presidencial, dado que el Poder Ejecutivo adujo razones de oportunidad y conveniencia.

Expertos dan opinión

Expertos tributarios aseguran que la aprobación de esta reforma llega a subsanar algunas interpretaciones y que una vez entrada en vigencia la ley, se debe aplicar la gradualidad en el pago del IVA en los servicios de arquitectura, ingeniería y construcción de obra civil y todos los proyectos de construcción. Así lo mencionan Carla Coghi, Socia Directora de la firma Deloitte y German Morales, Socio Director de Grant Thornton.

Por su parte, German Morales de Grant Thornton, menciona que estos ajustes son fundamentales para el sector construcción.

Desde la CCC se insistió en evitar un incremento brusco en los costos para el sector e ir generando una gradualidad, dada la sensibilidad que tiene la construcción en el país y su repercusión en la economía nacional.

Recomendaciones para el sector 

Carla Coghi, Socia Directora de la firma Deloitte da algunos lineamientos generales para los asociados, una vez que la reforma entre en vigencia. “Implementar los controles necesarios y suficientes que les permita llevar control por cada uno de los proyectos abiertos, estar al pendiente de los cambios que deben realizar en factura electrónica y la declaración del Impuesto sobre el Valor Agregado cuando se tenga que iniciar con la nueva tarifa ya sea de 4%, 8% o 13%”, mencionó Coghi. German Morales, Socio Director de Grant Thornton, detalla algunas consideraciones que deben tomar en cuenta las empresas del sector en medio de este proceso de transición.

“La recomendación más importante es que una vez que se emita la nueva ley, se logre el visado de un proyecto en el CFIA y se inicie la construcción lo más pronto posible, dentro del plazo de la escala progresiva, para que el IVA le impacte lo menos posible”, menciona Morales.

Coghi insiste en que todos los asociados deben asesorarse de la mejor forma y cumplir siempre en tiempo, con todos los requerimientos tributarios.

“Lo menos que uno quisiera es entrar en sanciones. Diferencias siempre vamos a tener con el fisco, pero hay que tratar de tener siempre todo en orden. Deben contar con sistema contable que le de trazabilidad. Es decir, que, si hacen una factura, dicha factura esté ligada con el asiento contable. Además, el empresario debe asegurarse que sus contadores internos tengan excelente manejo de la factura electrónica y estar al tanto de las actualizaciones”, explicó la experta de Deloitte.

Por su parte, Morales detalla como otro aspecto relevante, que las empresas puedan invertir en procesos contables, para llevar correctamente estos registros, y acreditar todos los IVAS que deben declarar. “Esto es algo nuevo en construcción, ya que antes había cero impuestos y todo se llevaba al costo, no teníamos los procesos que se van a implementar ahora. Mucho menos había tasas reducidas, y esto nos va a complicar. Deben buscar las herramientas suficientes para que las áreas contables y administrativas se capaciten correctamente, porque es el tema más importante y la meta debe ser, que cada empresa de construcción no deje de acreditar todo el IVA que puede”, dijo Morales, de Grant Thornton.

Momento idóneo para invertir

En lo que si concuerdan ambos expertos es que este es un buen momento para invertir.

Carla Coghi menciona que esto constituye un buen empuje al sector para salir al mercado con nuevos proyectos, aprovechando que los incentivos fiscales son buenos y que son proyectos que van a tener beneficio. “El constructor tendrá que pensar en colocar productos en el mercado, que sean atractivos para el consumidor final. Aquí el tema es si el consumidor final tiene los recursos para poder comprarlos”.

Añade Coghi, “el Estado está cumpliendo con el sector, con lo que se comprometió a hacer. Pero de igual forma se le pone cuesta arriba al sector, pues tendrá que ver de qué manera su producto es atractivo para el consumidor final, debe reinventarse. Y es que ahora, por más que se ofrezcan precios más bajos, el consumidor no tiene confianza en gastar. De repente puede ser más conveniente construir para alquilar que para vender, pues el alquiler resulta más bajo que pagar un préstamo, para una familia de clase media. Otra posibilidad es alquilar con opción de compra a largo plazo, que permita al inquilino pagar una renta por tres años, y que a su vez eso que pagó sirva para la prima. La idea es ver de qué forma entre todos tratamos de activar la economía”.

El especialista Germán Morales, considera que la aprobación de la reforma es “la medida correcta, pues dará un alivio temporal al sector construcción, sector que tiene ya un impuesto que se llama impuesto al traspaso de bienes inmuebles. Por lo tanto ya tiene una especie de IVA. Me parece que esta ayuda se puede reforzar con otras más. Al final, el sector construcción tiene un componente social importante, como es la construcción de vivienda para sectores medios y bajos.”

“Lo que vamos entonces a tener ahora es un costo menor de un 13%. La consecuencia es que se mantienen los precios de casas y apartamentos. No hay un incremento, como está sucediendo ahora por ejemplo en servicios de contadores y abogados, que se encarecieron por el cobro del IVA. Entonces, hay un tema importante de que se pueden mantener los precios o inclusive bajar en algunos casos en vivienda o las oficinas”, aseguró Morales.

Recuerde que usted puede ver y descargar la versión completa de la revista aquí: https://www.construccion.co.cr/Multimedia/Archivo/9653