Cámara Costarricense de la Construcción

CCC pide al Gobierno enviar señales fuertes de estabilidad para que se recupere la confianza

Marcelo Castro 08/05/2020

Sector insiste en que medidas para la recuperación económica no deben ir por el camino de más impuestos

Consciente de que el país afronta momentos retadores, en los que urgen esfuerzos conjuntos para salir adelante, fortalecer la actividad productiva y por lo tanto, mantener los niveles de empleo, la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), realizó una serie de propuestas al Gobierno para enfrentar la pandemia del COVID-19.

Para el Presidente de la CCC, Ing. Esteban Acón, “es importante recordar que el sector construcción ya se encontraba afectado por un decrecimiento importante de alrededor del 9% durante el año 2019, por lo que la coyuntura actual viene agudizar el panorama”.

“Después de la emergencia tendremos un sector bastante golpeado pero con la energía y convicción necesarias para ser el sector que lidere la recuperación económica del país. Nuestro sector ya no soporta más impuestos. Los empresarios afrontan una gran incertidumbre y están realizando grandes esfuerzos para mantener a flote sus negocios, con una visión país de mantenerse trabajando para salvaguardar el empleo”, agregó el Ing. Acón.

Para representantes del sector, las medidas que se tomen desde el Poder Ejecutivo y la Asamblea Legislativa, deben ser analizadas seriamente y facilitar la recuperación de la economía después de esta crisis, “sino se recorta el gasto y se aprueba una buena ley de empleo público, el déficit fiscal va a terminar de ahogar la economía de este país”, concluyó el presidente de la CCC.

Por su parte, el economista Federico Villalobos y presidente del Comité de Infraestructura y Obras Mayores de la Cámara, es del criterio que el sector construcción tiene la capacidad de implementar protocolos y actuar para poder operar en esta coyuntura, lo que sí sería complicado, es cuánto tiempo se puede resistir sin actividad económica.

“El sector tendrá que ir reorientándose porque estamos en un punto de inflexión, teniendo siempre como pilar el manejo de su personal, porque en la mayoría de etapas de la construcción son en el sitio, entonces tendrá que ajustarse a nueva realidad que tendremos de aquí en adelante”, señaló Villalobos. El experto agrega que un aspecto relevante es estar presentes en el día a día en la proposición de políticas públicas que se encarguen de una manera adecuada y no solo como sector, sino que se fijan en el bienestar de todo el país.

“Desde que comenzó esta crisis, la CCC ha venido haciendo recomendaciones de toda índole a nuestros asociados para poder sobrellevar estos difíciles momentos. Igualmente hemos estado poniendo en conocimiento de nuestros asociados todas las medidas que ha venido tomando el Ministerio de Salud y el gobierno. La Cámara ha caminado por ese rumbo de la manera adecuada”, explicó el experto Villalobos.

El Ing. Acón agregó que “seguiremos trabajando fuertemente, con una comunicación muy estrecha con autoridades del gobierno, para procurar en la medida de lo posible, la continuidad de las obras y proyectos de construcción. Todo ello, salvaguardando a los cientos de miles de trabajadores, que dependen directa o indirectamente de la construcción”.

Mejorar lascondiciones y acceso al financiamiento

Una serie de propuestas elaboradas por la CCC, ya fueron enviadas en marzo al presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada. 

El Ing. Esteban Acón, aseguró que las propuestas hechas al Gobierno, no solo buscan atraer clientes al sector inmobiliario, sino además dinamizar y reactivar la industria de la construcción en todos sus ámbitos.

Como parte de las sugerencias, se propone una mejora en las condiciones de financiamiento para las familias costarricenses y para los desarrolladores de proyectos inmobiliarios.

Para las familias se pide una reducción de tasas de interés y mantenerlas fijas por un período de cinco años.

La CCC solicita que se deduzca, del impuesto de renta, el pago por intereses derivado de préstamos de vivienda, y una subvención en las tasas de interés de aquellos préstamos cuya cuota mensual no supere los dos salarios base.

Otra de las peticiones de este capítulo es ampliar los beneficios y condiciones que se están otorgando a viviendas menores al límite de interés social. Se trata de créditos de vivienda de clase media de hasta 100 millones de colones.

Para los desarrolladores inmobiliarios, la CCC pide reducir las tasas de interés y mantenerlas fijas por los primeros años, así como aumentar el plazo de pago de los créditos para construcción y el plazo de gracia. 

Fortalecimiento de las Finanzas Públicas

En este capítulo, la Cámara de la Construcción le pide al presidente Alvarado, impulsar la aprobación del Proyecto de Ley 21637, “Adición de transitorio V bis a la Ley 9635 para el impulso de la reactivación económica”, que busca garantizar la gradualidad a los proyectos registrados o visados a partir del 1° de octubre del 2019.

Simplificación de trámites

La CCC considera que en estos momentos de emergencia es prioritario que el Estado impulse acciones urgentes para elevar su eficiencia, a partir de la implementación de procesos más ágiles y simples.

Se solicita al mandatario que Acueductos y Alcantarillados emita la carta de disponibilidad de servicios en un plazo máximo de 10 días hábiles. A esto se debe agregar que recientemente la Cámara pidió al Gobierno la intervención de esta institución, para atender los problemas de gestión que dificultan la adecuada planificación y asegurar la finalización de los proyectos en los plazos requeridos.

Para la CCC, la coordinación institucional es fundamental, y requisitos como certificaciones, estado civil, certificaciones registrales (bienes muebles, inmuebles, consulta de personas jurídicas) deben eliminarse de inmediato, por cuanto las plataformas del Registro Civil y Registro Nacional son de acceso al público.

Otras medidas de carácter general

Eliminar o al menos reducir a la mitad, por un plazo mínimo de tres meses, el pago de cargas sociales para darle oxígeno a las empresas y mitigar los despidos.

Suspensión, por seis meses, del pago de las cuotas en los créditos de capital de trabajo y ampliación del plazo.

Agilización de los trámites de suspensión de contratos laborales y reducción de jornadas.

Reducción de los costos de energía (electricidad y combustibles) y diseñar un plan para aumentar la eficiencia de RECOPE y el ICE.

Mejorar la eficiencia y eficacia del gasto público y disminuir el tamaño del aparato estatal eliminando duplicidad de funciones entre instituciones para reducir la presión fiscal sobre el sector productivo.

Aprobación de una verdadera reforma en el empleo público. Si no se reduce el gasto, el déficit fiscal se incrementará ante la merma de ingresos.

“Tenemos que unirnos no solo como sector sino como país. Debemos redoblar esfuerzos, reinventarnos, e impulsar fuertemente los encadenamientos productivos entre todos, para obtener beneficios en conjunto y aumentar nuestros niveles de competitividad. Saldremos adelante de esta crisis tal y como le hemos hecho en otras ocasiones pero tendremos que trabajar muy fuertemente y nuevamente mantenernos unidos”, finalizó el Ing. Acón, presidente de la CCC. 

Recuerde que usted puede ver y descargar la versión completa de la revista aquí: https://www.construccion.co.cr/Multimedia/Archivo/8999