Cámara Costarricense de la Construcción

INVU propone alianzas público - privadas para la renovación urbana

Fanny Alvarado 06/03/2020

El Presidente Ejecutivo del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), Tomás Martínez, presentó ante la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) el plan de iniciativa privada que desarrolla la institución y que busca ejecutar una serie de proyectos en beneficio particularmente de la clase media.

“Hoy por hoy no conozco una iniciativa de recuperación urbana que no se haga con una cooperación público - privada”, afirmó Martínez.

La presentación se realizó en el marco del evento “Diálogo Constructivo”, en el cual también se dio la bienvenida a los nuevos afiliados de la CCC.

El jerarca del INVU señaló que están planteando un nuevo modelo de construcción por iniciativa privada, en el cual todas las reservas de terrenos y áreas que tiene la entidad se abren para que el sector privado haga propuestas.

“Podemos vincular un modelo de trabajo en el cual nosotros ponemos a disposición los terrenos y los conceptos generales, las líneas del desarrollo que queremos, dirigido especialmente a clase media. Esto con la idea de que el sector privado, con toda su capacidad de ejecución y desarrollo, nos pueda materializar los planes en beneficio de la comunidad”, agregó Martínez.

Este plan es parte del proceso de renovación del INVU y de las ciudades que impulsa la entidad. Por tal razón dicen estar en disposición de reunirse con las empresas interesadas, para presentar en detalle el portafolio de proyectos que ya están identificados.

Según el funcionario, esta renovación del INVU y sus estrategias de trabajo, también implica la actualización de normas que tenían más de 30 años y que generan inseguridad jurídica, como es el caso del Reglamento de Fraccionamiento y Urbanizaciones.

Sobre este documento aclaró algunos aspectos que han generado dudas a diferentes sectores, por ejemplo: que solamente los fraccionamientos con fines urbanísticos y acceso excepcional residencial tendrán que pasar por el INVU y en ese caso será la Municipalidad la encargada de indicarle al propietario que debe realizar esta gestión.

Adicionalmente destacó que son los fraccionamientos con fines urbanísticos los que deben ceder un 10% para área pública, aspecto que se aplica hace 51 años, desde la promulgación de la Ley N°4240 y 33 años del Reglamento para el Control Nacional de Fraccionamientos y Urbanizaciones.

Indicó que este aspecto no aplica para fraccionamientos simples en área urbana, tampoco para acceso excepcional para uso residencial, ni en segregación de terrenos con área menor a 900 m². Tampoco aplica para fraccionamientos agrícolas, pecuarios, forestales o mixtos.

Destacó que la actualización de este reglamento busca brindar seguridad jurídica y no establece costos adicionales para los involucrados.

El Presidente Ejecutivo del INVU destacó la importancia del espacio brindado por la CCC para conversar de estos temas, ya que según dijo es una forma de acercar las instituciones públicas al sector privado.