Cámara Costarricense de la Construcción

Amnistía de Pozos entró a regir en este mes de setiembre

María Gómez Tristán * marigomez@deloitte.com 25/09/2019

El 24 de julio del año 2019 se publicó en el Diario Oficial La Gaceta, la Amnistía Nacional de Pozos, mediante Decreto No.41851-MP-MINAE-MAG, la cual estará vigente desde el 24 de setiembre de 2019 al 24 de marzo de 2020. En general, esta Amnistía viene a ordenar, identificar, cuantificar, caracterizar, legalizar y normar todos aquellos pozos ilegales existentes a lo largo del país.

Más en detalle, podemos mencionar que esta Amnistía ofrece los siguientes beneficios: simplificación de trámites, acceso a concesión de aprovechamiento hídrico, evita el sellado de pozos y aplica para todos los que hayan perforado pozos sin permiso antes de abril de 2010.

Es importante destacar la imposibilidad de inscribir pozos ilegales mediante la Amnistía ubicados en acuíferos, áreas y condiciones restringidas al registro de pozos como lo son el Acuífero Sardinal en Carrillo Guanacaste, Acuífero Nimboyores, Acuífero Marbella, Acuíferos El Coco, Panamá y Playa Hermosa en Guanacaste, así como zonas de reserva acuífera como Puente Mulas, Río Banano y Moín. Tampoco se permite inscribir pozos en sitios donde se incumplan los retiros establecidos en Artículos 8 y 31 de la Ley de Aguas, entre otros.

Quienes quieran acogerse a este beneficio deben presentar ante la Dirección de Aguas, ya sea en oficinas regionales o centrales, entre otros documentos, los siguientes: una Declaración Jurada donde se indique que el pozo fue perforado antes de abril 2010, estudio registral de la propiedad donde se encuentra localizado, formulario para inscripción de pozos emitido por la Dirección de Aguas. En un plazo de un año, deben entregarse requisitos adicionales al expediente que pueden incluir prueba de bombeo, análisis de calidad de aguas y/o estudios adicionales, según la ubicación del pozo en función de linderos y/o zonas de fragilidad.

La perforación de pozos ilegales ha ido comprometiendo las capacidades y calidades hídricas de los distintos acuíferos por lo que, mediante esta Amnistía, se van a generar datos de reportes de perforación y/o pruebas de bombeo de pozos, los cuales aportan insumos que son necesarios para lograr una adecuada y sostenible gestión del recurso hídrico, así como una herramienta para toma de decisiones en aras de cambio climático.

Si bien es cierto, la Amnistía de Pozos aporta datos técnicos científicos indispensables para el adecuado manejo hídrico, también beneficia a ciertas actividades económicas, sociales y productivas, pues viene siendo una actividad permisiva para normar irregularidades ambientales cuando ya existen leyes que obligan su cumplimiento. La vigilancia del cumplimiento la realizan diariamente con enormes esfuerzos las instituciones involucradas en la gestión del recurso hídrico para lograr crear una gestión integral.

La solicitud para permisos de perforación de pozos profundos se realizan mediante el llenado de un formulario emitido por la Dirección de Aguas del MINAE e involucra la participación del propietario de la finca donde se va a perforar, el representante legal de una empresa perforadora autorizada por la Dirección de Aguas y un geólogo, el cual es subcontratado generalmente por la empresa perforadora.

Cada permiso es sometido al análisis de la Dirección de Aguas, del SENARA y de AyA, y actualmente, hay cuatro responsables por parte de la Dirección de Aguas de elaborar los informes de recomendación para otorgar o denegar permisos de perforación. La resolución de un trámite para la solicitud de perforación tarda no menos de seis meses, en tanto, no se requieran estudios adicionales. Algunos trámites pueden tardar hasta dos años entre el tiempo de entrega de la documentación a la Dirección de Aguas y la resolución final con un número de pozo, el cual lo identifica utilizando un numero consecutivo antecedido por las iniciales de la hoja cartográfica respectiva.

Dado el tiempo de espera, así como el pago de honorarios profesionales requeridos para tramitar la solicitud de perforación, monto de inscripción de pozos ante el SENARA, visita de inspección al campo y/o estudios hidrogeológicos adicionales, se ha generado la no tan buena costumbre de perforar pozos ilegales a lo largo del país. Los pozos ilegales son todos aquellos pozos perforados con maquinaria que han sido realizados sin los debidos permisos de perforación, y por ende, no pueden solicitar una concesión de aprovechamiento hídrico.

La gestión hídrica a nivel país ágil, eficiente e integral que involucre sectores sociales, económicos, Academia, así como un fortalecimiento en las capacidades de análisis y respuesta por parte de la Dirección de Aguas, AyA y SENARA deberían ser una solución que evite “pedir perdón” ante la indiferencia de pedir permiso.

La anterior Amnistía de pozos otorgada en el país, fue mediante Decreto Ejecutivo No. 35882-MINAE en mayo de 2010, donde fue posible la inscripción de pozos perforados antes del año 2002.

En adjunto encontrará el Decreto No.41851-MP-MINAE-MAG que establece la Amnistía actual.

* La autora es Socia de Servicios Legales Ambientales de la firma Deloitte Costa Rica