Cámara Costarricense de la Construcción

Sector construcción lanza la alerta por errónea aplicación del IVA que impediría a miles de personas adquirir vivienda

Gustavo Jiménez Maroto comunicacion@construccion.co.cr 27/03/2019

El sector construcción lanza la alerta por una errónea aplicación del Impuesto al Valor Agregado que pretende imponer el Ministerio de Hacienda y que causaría efectos negativos en el acceso a la vivienda y el empleo de miles de personas.

La Ley de Fortalecimiento de Finanzas Públicas aprobada en diciembre (conocida como el Plan Fiscal) contiene un transitorio para que a los servicios relacionados con la construcción (topografía, diseño, arquitectura, ingeniería, etc) se les aplique una gradualidad de la siguiente forma:

  • Primer año de aplicación de la Ley, exentos
  • Segundo año: 4 por ciento
  • Tercer año: 8 por ciento
  • A partir del cuarto año: 13 por ciento

Los legisladores determinaron esa gradualidad reconociendo el enorme peso de la construcción en la vida productiva del país (es el sector que más impuestos genera y representa el 13 por ciento del total del empleo nacional). Sin embargo, el borrador del Reglamento a la Ley -presentado por el Ministerio de Hacienda el pasado 18 de marzo- contradice la propia Ley pues, mediante una interpretación antojadiza, establece que solo se le aplicará la gradualidad a los proyectos que se tramiten antes del 30 de setiembre de este año.

Por si fuera poco, el Reglamento presentado deja un vacío sobre la cadena de valor que hay detrás de una obra y excluye de manera explícita servicios fundamentales, como la Dirección de Proyectos. Esto restringiría aún más la aplicación de la gradualidad y generaría una situación de inseguridad jurídica entre las empresas y profesionales.

Preocupados por el tema, la Cámara Costarricense de la Construcción y el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos enviaron una carta al Presidente de la República, Carlos Alvarado, el martes 26 de marzo, para exponer esta inquietud y alertar sobre el daño que ocasionaría esta disposición de Hacienda.

Si el Impuesto al Valor Agregado no se aplica de manera gradual -tal y como consta en la Ley aprobada por la Asamblea Legislativa- el costo de las viviendas se encarecerá entre 7 y 9 por ciento, lo cual significa que miles de familias perderán la oportunidad de cumplir el sueño de tener su casa propia.

Además, un freno a la construcción vía impuestos representará menos empleo en momentos en que este es uno de los grandes desafíos nacionales.

El sector construcción exige que se respete la Ley, de forma que la gradualidad sea aplicada correctamente y se evite así un grave daño a la vida económica y social del país.

Lea en este enlace la carta completa que la Cámara Costarricense de la Construcción y el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos le enviaron al Presidente de la República.