Cámara Costarricense de la Construcción

Sala IV avala criterio de Cámara de la Construcción sobre Matriz de Senara

Gina Torres Avilés gtorres@construccion.co.cr 19/12/2018

La Sala Constitucional acogió la tesis esgrimida por la Cámara Costarricense de la Construcción y otras entidades y declaró sin lugar un recurso de amparo interpuesto por el diputado José María Villalta en contra de la suspensión de la Matriz Genérica de Aguas de SENARA.

La Junta Directiva del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA) decidió suspender el instrumento por seis meses, a partir del 23 de agosto del año en curso. De esta forma, atendió los cuestionamientos de la Cámara, pues la matriz fue aprobada sin criterios técnicos  ni científicos, convirtiéndose en un potencial obstáculo para la construcción, la agricultura y la industria.

El diputado Villalta presentó un recurso para impedir la suspensión, pero este lunes 17 de diciembre la Sala Constitucional comunicó que lo rechazaba, con el voto de los siete magistrados.

El Gobierno de la República se opuso a la acción interpuesta por el legislador a través de la participación del Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Ministerio de Ambiente y Energía y el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo, entre otras instituciones. La Cámara de la Construcción se presentó como coadyuvante pasivo a esa posición, junto a otras diez entidades, entre las cuales están la Unión de Cámaras, el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos y la Municipalidad de San José.

La CCC defiende que lo correcto es la suspensión de la Matriz, mientras se trabaja en un nuevo instrumento que incorpore parámetros técnicos y científicos. La Matriz debe ser producto de una decisión multisectorial, para que garantice una verdadera protección al recurso ambiental.

En agosto, la propia Junta Directiva de SENARA dispuso suspender la Matriz, admitiendo que tal y como está estructurada “podría generar una parálisis en el desarrollo de todo tipo de construcciones y de actividades productivas a nivel nacional”, de forma que ordenó revisar el instrumento tomando en cuenta las observaciones hechas por organizaciones como la Cámara.

La Sala Constitucional fue enfática en señalar que no nos encontramos ante el supuesto de haber sustituido una Matriz más garantista de la protección del ambiente por una menos garantista; sino que ante las alertas de los interesados, entre ellos la CCC, se decidió provisionalmente la suspensión mientras se revisa.

La CCC impulsa con firmeza el desarrollo sostenible, pero cimentado en normas que cuenten con respaldo técnico y científico, en aras del crecimiento humano y económico en armonía con el ambiente.