Cámara Costarricense de la Construcción

Inspección de la Caja Costarricense de Seguro Social: ¿cómo funciona?

Luis Carlo Fernández F. lfernandez@construccion.co.cr 26/06/2018

El artículo 20 de la Ley Constitutiva de la CCSS establece la competencia a un cuerpo de inspectores de verificar el cumplimiento de la normativa referente a la seguridad social por parte de los patronos. Es decir, la Inspección puede investigar, abrir procedimientos administrativos y sancionar a los patronos que incumplan con las obligaciones legales de seguridad social.

Existe una amplia legitimación para denunciar ante la Inspección, posibilitándose su actuación de oficio a solicitud del patrono, del trabajador o mediante un tercero denunciante. Inclusive, se admite la denuncia anónima.

Los inspectores tendrán derecho a visitar los lugares de trabajo en los horarios laborales. Podrán revisar libros de contabilidad, de salarios, planillas, medios de pago, y otros documentos relevantes en su labor. Regularmente solicitarán los siguientes: copias de los contratos de trabajo, copias de los contratos de servicios, comprobantes de pago, planillas internas y del INS, declaraciones de renta, entre otros. Los patronos deben ser cuidadosos a la hora de entregar la información a los inspectores, tomando en cuenta que se entrega solo aquella que contenga relevancia salarial. La no entrega de la información puede generar sanciones y el establecimiento de presunciones legales en contra del patrono.

La revisión efectuada por la Inspección abarca la inclusión de trabajadores en planilla, correspondencia del salario reportado con el real y si éste corresponde a salario mínimo. Además, podrían investigar sobre la utilización correcta de figuras como intermediarios, subcontratistas, contratación por servicios profesionales o pertenencia a un grupo de interés económico.

Prueba muy calificada. La normativa dispone que las actas que levanten los Inspectores y los informes que rindan tendrán el valor de prueba muy calificada, y solo se prescindirá de ellas si hubiere otras que revelen la inexactitud, falsedad o parcialidad del informe. La jurisprudencia de los Tribuales de Justicia ha indicado que, para poder, válidamente, conferirles ese valor a los respectivos informes, los mismos deben contener una descripción detallada de los hechos, así como contar con las pruebas que acrediten lo investigado. Además, la parte afectada siempre puede ofrecer prueba para desacreditar los hechos tenidos como debidamente probados. De ahí que el valor que puede concederse a los informes no es absoluto, sino, relativo, pues admite prueba en contrario.

Los procedimientos de la Inspección se rigen por lo dispuesto en el Reglamento para Verificar el Cumplimiento de las Obligaciones Patronales y de Asegurados, y deberán respetar el derecho de defensa y el debido proceso en sus actuaciones.

Este artículo puede leerlo en la reciente edición de la Revista Construcción, que además trae un especial de los estadios del Mundial Rusia 2018.