Cámara Costarricense de la Construcción

Amplio rechazo a posible incremento en aranceles de varilla

Gustavo Jiménez Maroto comunicacion@construccion.co.cr 06/11/2018

Diversos sectores manifestaron su rechazo a la posibilidad de que el Ministerio de Economía, Industria y Comercio incremente el impuesto a la importación de varilla a través de una salvaguardia.

Este lunes se realizó una audiencia pública en las instalaciones del MEIC (Llorente de Tibás), para conocer las posiciones de las distintas partes.  

De un lado, la empresa Arcelor Mittal -que ya controla la mitad del mercado de varilla- solicitó la salvaguardia alegando un supuesto daño por las importaciones. Por otra parte, en contra de incrementar los impuestos se manifestaron:

  • Cámara Costarricense de la Construcción
  • Cámara de Comercio
  • Embajada de Turquía (hay empresas de ese país participando en el mercado. Incluso, estuvo presente el embajador turco en nuestro país, señor Nuri Kaya Bakkalbasi)
  • Embajada de Brasil
  • Embajada de China
  • Empresas importadoras y exportadoras del Producto Objeto de Investigación 

 

La Cámara de la Construcción explicó por qué aumentar el impuesto a la varilla de acero podría generar un serio daño a la economía nacional y al anhelo de muchas personas de contar con vivienda propia.  

Si el MEIC finalmente impone la salvaguardia, Arcelor Mittal quedaría en la práctica como un monopolio, pues el nuevo arancel sería una barrera muy alta para que otros competidores traigan producto del exterior. De esta forma, la empresa tendría libertad para subir precios, lo cual ocurre siempre que se elimina la competencia.

La Máster Gina Torres Avilés, Asesora Legal de la CCC, indicó que cualquier variación en el costo de un insumo tan importante como la varilla -que no tiene sustituto en un proyecto constructivo- significará que muchas personas quedarán sin oportunidad de acceder a vivienda.

“En este momento no se puede determinar cuántas personas se verían perjudicadas, pues no sabemos de cuánto sería el aumento en el impuesto si finalmente el MEIC impone la salvaguardia. Pero es un hecho que habrá una afectación por el incremento de costos, y es lógico que los más afectados serán los sectores más necesitados”, indicó la abogada Torres.

La Cámara también aportó como prueba el Estudio de la Academia de Centroamérica donde consta la importancia del sector construcción en la economía. Esta industria significa empleo (directo o indirecto) para 300.000 personas y representa el 30% de la cartera de crédito del sistema bancario nacional; además, posee un elevado poder de arrastre (encadenamientos) con otros sectores de la economía. Por cada 100 colones en demanda del sector, se generan 168 colones de compras directas e indirectas en la economía nacional.

Aumentar el impuesto a un insumo tan relevante va a representar un freno a la construcción y, por lo tanto, a otras partes del aparato productivo. 

Adicionalmente, la CCC señaló diferentes vicios presentados durante el proceso. Por ejemplo, Arcelor Mittal presentó a última hora nueva prueba documental, y solo se les dio a las otras partes unos minutos para analizar, lo cual genera cierta indefensión. Esta empresa también ofreció datos de una supuesta afectación sufrida en el año 2014, pese a que el período de estudio aceptado por el MEIC es solo 2015-2017. 

Luego de esta única audiencia, las partes tienen dos semanas para entregar sus alegatos finales. Posteriormente, la Oficina de Defensa Comercial del MEIC -que actúa como autoridad investigadora- emitirá un informe técnico, y será la Ministra Victoria Hernández quien tome la decisión final, con plazo límite el próximo 2 de diciembre.

En la imagen que acompaña esta nota, la abogada Gina Torres -Asesora Legal de la Cámara- expone sus alegatos durante la audiencia.