Cámara Costarricense de la Construcción

Los atrasos en obra pública se deben a la mala gestión de MOPT y CONAVI

Gustavo Jiménez Maroto comunicacion@construccion.co.cr 05/10/2018

Los recurrentes atrasos en los proyectos de obra pública no se deben a las apelaciones, como muchas veces se escucha, sino a la falta de planificación y la mala gestión del MOPT y el CONAVI.

Así lo explicó el vicepresidente de la Cámara Costarricense de la Construcción, Roberto Fiatt, durante un evento organizado por el Colegio de Abogados este jueves 4 de octubre.

La actividad, de nombre III Congreso de Contratación Administrativa: las compras públicas para la Costa Rica del mañana, presentó como participantes a Allan Ugalde (Contraloría General de la República), Rafael Brenes (Banco Nacional) y Gonzalo Delgado (Presidente de UCCAEP), además del representante de la Cámara.

El Ing. Fiatt ofreció datos que muestran dónde se forman los cuellos de botella. Por ejemplo, un estudio elaborado por el Comité de Infraestructura y Obras Mayores de la Cámara hace evidente que los retrasos están en la llamada etapa de "preingeniería". Esta parte abarca cruciales procesos como expropiaciones y reubicación de servicios públicos, que corresponden al Estado.  

"Podemos ver el caso de la Ruta 32, donde ya se dio orden de inicio, pero faltan expropiaciones y reubicación de servicios como el oleoducto de RECOPE. ¿Qué se puede esperar? No va a caminar como se debe", afirmó durante su exposición.

El especialista de la Cámara también se refirió a la carretera de Circunvalación Norte. "Le dieron orden de inicio hace cuatro años y medio, pero faltan expropiaciones, reubicar una escuela, remover asentamientos. Así que, como podemos ver, el problema no está en las licitaciones ni en las apelaciones", añadió.

Fiatt también explicó que, para tratar de superar las trabas, la Administración Pública está recurriendo a mecanismos que en realidad no han solucionado mayor cosa, como la Agencia de Naciones Unidas para la Administración de Proyectos (UNOPS), que tiene a su cargo la gestión de varias obras.

"Desde su llegada al país ha enfrentado atrasos en todos los proyectos, solo han logrado concluir uno, el puente sobre el Río Virilla en Lindora. A ellos no les importa si hay retrasos, porque no enfrentan multas, así que siguen presentando sus facturas. UNOPS no es una solución", comentó.

El otro mecanismo es asignar al ICE obras de infraestructura que no calzan dentro de su rango de acción tradicional.

"El ICE nunca ha entregado un proyecto a tiempo, ni se ha ajustado al presupuesto, pues generalmente lo duplica o triplica. ¿Nos van a cobrar esos excesos en el recibo de la luz, o en impuestos? Porque todos esos sobrecostos los tendremos que pagar", agregó.

El Ing. Fiatt concluyó indicando que la actual Ley de Contratación Administrativa y sus reglamentos son una buena herramienta para construir obra pública, pero insistió en que debe haber una adecuada gestión de parte de MOPT y CONAVI en etapas del proceso tan determinantes como la elaboración de los carteles licitatorios.