"Necesitamos una alianza entre lo público y lo privado"

Mónika Valverde Luna mvalverde@zonadeprensa.co.cr 02/02/2018

A sus 38 años, el máximo representante del Partido Acción Ciudadana apuesta por una alianza entre lo público y lo privado para sacar al país adelante. Conversamos con el periodista, escritor y padre de familia Carlos Alvarado Quesada, quien es uno de los candidatos más jóvenes entre el grupo de aspirantes a la silla presidencial 2018- 2022.

Revista Construcción (RC): En sus redes sociales ha comentado que el 2018 debe ser un gran año para Costa Rica, pero que para llegar a ello debemos trabajar en conjunto. Nos puede ampliar, ¿en qué debemos trabajar y cuáles serían las prioridades de su gobierno?

Carlos Alvarado (CA): Yo creo que al 2018 hay dos formas de verlo, si dejamos un movimiento inercial puede que no sea un buen año, porque no veríamos una solución a lo fiscal, lo electoral está de por medio y Costa Rica se está jugando mucho en esta elección. Si actuamos, si tomamos las decisiones correctas, podemos resolver la parte fiscal y la ecuación del bienestar y el crecimiento económico y social del país.

En este sentido, ¿usted apuesta a una alianza estratégica?

CA: Necesitamos una alianza de lo público y lo privado para sacar al país adelante. En el pasado se ha querido ver como que lo público y lo privado estuvieran antagonizando. Lo privado va a generar la riqueza, el empleo, el bienestar para la mayoría de la población. Lo público tiene que dar las condiciones, agilizar los trámites y reducir la tramitología.

Desde lo privado y el empresariado, ¿cuál es su percepción del aporte del sector Construcción?

CA: Es un sector clave. Nosotros vemos que la actividad económica es muy sensible cuando tenemos picos de aceleración o desaceleración de la construcción. Además, genera mucho empleo y encadena otras actividades, por lo tanto es un sector que sabemos tenemos que ayudar a acelerar.

Requerimos un gobierno que se comprometa con agilizar trámites, con una reforma en SETENA (Secretaría Técnica Nacional Ambiental), con obra pública que avance y se ejecute, con una estrategia no sólo de transformación de precarios sino de vivienda para la clase media, que tiene doble objetivo: impulsar el desarrollo del país y la competitividad en infraestructura, así como acelerar el crecimiento económico a través del sector construcción, que es uno de los que nos interesa porque es de los que más empuja el crecimiento en lo económico del país.

También consideramos importante resolver las disyuntivas de la vulnerabilidad de la matriz hídrica. Con un trabajo desde el gobierno central con las municipalidades, para toda la materia de ordenamiento urbano, de manejo de la zona marítimo terrestre, de planes certeros que nos ayuden a la densificación de las ciudades; también, para mejorar los temas de los costos de la tierras.

¿Cuáles son sus planes en materia de obra pública?

CA: Debemos reactivar también la obra pública. Primero definir las prioridades, luego planificar con fondo de preinversión bien las obras y dar certeza a su ejecución. El que las obras competentes sean débiles lo que ha hecho es atrasar y debilitar la gestión de obras públicas y yo creo que debe ser construido así por el sector privado. El sector público lo que debe es generar las condiciones, planificar, diseñar y fiscalizar de la mejor forma, pero sí con la construcción del sector privado.

Un gobierno tiene que desencadenar la obra pública, por ejemplo como la hemos planeado con el tren, con las rutas San José-San Ramón, San Carlos, Florencio del Castillo, la ampliación de las rutas 27 o 32.

Apostamos por una política clara en relación a la vivienda, no solo de interés social sino para la clase media. El ordenamiento urbano vendría a ayudar también a que reactivemos la construcción para la clase media y una política de transformación de los asentamientos en precario.

En la actualidad ¿se encuentra ligado directa o indirectamente al sector construcción costarricense?

CA: Mi esposa es arquitecta (Claudia Dobles Camargo). Ella dirige un taller en la empresa Gensler y es de las personas que más me ha enseñado en esta materia. En el PAC tenemos un equipo fuerte en los temas constructivos y queremos vernos como aliados del sector en materia de crecimiento económico, bienestar y generación de empleo.

En su plan de gobierno propone por decreto el Consejo Económico y Social, ¿cuál es su objetivo con este Consejo?

CA: Eso está en el acuerdo nacional que firmaron los partidos que están hoy en el Congreso y es algo en lo que yo he creído. Este Consejo Económico y Social, es donde se pueden entablar muchos de los acuerdos entre sectores, por ejemplo para el tema fiscal, educativo y de transporte público. El sector trabajador y el sector privado deberían aliarse con el gobierno para lograr esa sectorización, a eso me refiero yo con una gran alianza que está por encima de los intereses corporativos.

¿Está la necesidad de tomar decisiones rápidas para el tema del gasto e inversiones?

CA: Sí, yo las llamo decisiones políticas. Yo creo en el diálogo, me dio muchos resultados como ministro de Trabajo, para tener varios acuerdos muy fuertes entre sectores sindicales y empresariales. Costa Rica es un país complejo de gobernar y el presidente sólo tiene algunas herramientas, pero requiere de los apoyos importantes de otros sectores de la sociedad para sacar su agenda adelante.

En materia fiscal y tributaria, ¿cuál es su propuesta concreta?

CA: Progresividad en los tributos. Todos tenemos que pagar impuestos, pero sí con progresividad, cada quien según su capacidad de pago. Lo más importante con los impuestos es generar confianza y confianza de que esos impuestos que se van a pagar se van a ver reflejados en la eficiencia y en obras. La gente de hoy no confía en pagar impuestos porque no sienten que se le estén dando el mejor uso. Cuando la gente vea esos recursos reflejados en obras, en salud, en educación o seguridad se sentirán más seguros de pagar.

En el caso del sector construcción ¿cómo se vería reflejado este tema del cobro de los impuestos?

CA: Estamos contemplando que cada sector pague según le corresponda. Yo sé que sobre el sector construcción hay observaciones para el Impuesto al Valor Agregado (IVA) lo cual estoy dispuesto a escuchar, pero sí considero que en Costa Rica el impuesto de ventas es un impuesto completamente desactualizado, en relación a los otros países del mundo. Debemos avanzar hacia un Impuesto al Valor Agregado.

Algunos especialistas dicen qué el principal reto del nuevo gobierno será reactivar la economía, incluso se dice que en la presente administración no se generaron los avances en materia fiscal que se esperaban, ¿usted lo considera igual?

CA: Yo creo que el tema fiscal está pendiente y podemos apostar a una reactivación económica; por ejemplo, con simplificación y agilización de trámites. Yo visualizo que la digitalización, el utilizar ventanillas únicas y un compromiso muy fuerte del gobierno para poner la burocracia al servicio del sector privado, sin violar normas, es una forma de agilizar al sector privado y yo tengo experiencia en eso. Creemos en la filosofía de ser aliados del progreso, aliados del desarrollo. Eso es una forma de reactivar la economía.